Saltar al contenido

Las mejores canciones para concentrarse

A la hora de trabajar o estudiar, la concentración es fundamental para aprender mejor y rendir más en las tareas. Sin embargo, mantener la concentración es difícil para muchas personas.

Cuando esto ocurre, la música se convierte en la mejor aliada, ya que escuchar determinadas canciones, permite a estudiantes y trabajadores aumentar su concentración para obtener mejores resultados, en menos tiempo.

¿Qué canciones escuchar para concentrarse?

La variedad en género musical es muy amplia, esto permite contar con varias canciones para escuchar y estimular la concentración. La elección es personal, depende de los gustos de los usuarios.

La música más recomendada para mejorar la concentración, se encuentra las siguientes.

Música clásica

La se encuentra muy relacionada con la creatividad y la productividad. Además, hay muchas composiciones de orquestas que son perfectas para relajar la mente, e incentivar la memoria.

La música clásica, como la de Mozart o Beethoven, es capaz de mejorar el enfoque de la concentración y atención, permitiendo la realización de las tareas o ayudando con los estudios.

Jazz suave

Uno de los mejores géneros musicales es el jazz, sin embargo, se recomienda escuchar las canciones suaves de este género, ya que los toques estridentes pueden afectar la productividad.

El jazz suave es música eficiente para mejorar la concentración de una manera agradable. Además, existen muchas canciones de jazz suave capaces de relajar y para ayudar a enfocarse.

Sonidos naturales

Los sonidos naturales, como arroyos, bosques, pajaritos o el mar, son capaces de incrementar la concentración y mejorar el estudio o el trabajo.

Los sonidos suaves son los recomendados en este caso, permiten despejar la mente y enfocarse en lo que se debe cumplir, eliminando las distracciones y evitando que se pierda la atención.

Cuando se quiere mejorar la concentración, lo recomendado es escuchar este tipo de música. En cada género hay una gran variedad de canciones para elegir, por lo que es fácil crear una lista de reproducción a gusto.

Se debe evitar la música movida, como el reggaetón o la salsa, por ejemplo, ya que los sonidos rítmicos y estridentes, perjudican la concentración.

¿Cómo aprovechar la música para concentrarse?

Cuando se emplea la música para concentrarse en los estudios o el trabajo, hay varios consejos que los usuarios pueden aplicar si quieres aprovechar los beneficios que aportan las melodías y las canciones.

Lo recomendado es escuchar música tranquila y armoniosa, para entrar en un estado de relajación que permita una mayor atención y concentración. De igual manera, es necesario ir ensayando con diferentes canciones y géneros, hasta conseguir una que en verdad ayude a concentrarse.

La elección de la música depende también del tipo de actividad a realizar. Por ejemplo, cuando se estudian temas complejos, como las matemáticas, para evitar el aburrimiento se puede usar música un poco más movida para mantener la mente más activa.

Es importante controlar el volumen de la música, lo esencial es aislarse de los ruidos exteriores, pero sin sobrepasar los límites normales. Un volumen medio-bajo es lo indicado para mejorar la concentración.

En el caso de crear listas de reproducción, se recomienda variar las canciones para evitar aburrirse de ellas, y así aprovecharlas al máximo.

¿Cómo crear la lista de reproducción?

Aunque es recomendado buscar canciones que sean del gusto personal, hay maneras sencillas de crear una lista de reproducción que ayude con la concentración.

En YouTube y Spotify es posible encontrar listas de canciones enfocadas en estimular la concentración, esto reduce el tiempo de búsqueda y se tiene la seguridad de que las canciones a escuchar en verdad beneficiarán la concentración y la atención.

La música tiene una gran influencia en el cerebro, gracias a su capacidad para activar las ondas alfa. Son ondas cerebrales que funcionan entre los 8 y 14 hercios o Hz, estas se activan cuando el cuerpo y la mente libres de estrés, y en un estado de relajación.

Las ondas alfa son dominantes en las personas con mayor creatividad y una alta capacidad para mantenerse relajadas. Cuando se consigue este punto de relajación, el cerebro emite las ondas para aumentar la capacidad de atención, y de memoria.

Al momento de escuchar música, estas ondas son estimuladas, mejorando el estado de ánimo de los estudiantes y empleados, reduciendo la ansiedad y favoreciendo la capacidad para concentrarse.

Sin embargo, es importante escuchar las ondas alfas correctas, de lo contrario se pueden tener otros efectos, dependiendo de su frecuencia.

Las ondas alfas de 8 a 10 Hz, son recomendadas para quienes buscan mejorar la memoria y el aprendizaje. En cambio, las de 10 Hz, se usan para estimular la liberación de hormonas de relajación, y ayudar al estado anímico.

Las ondas de 11 Hz se utilizan para el incremento de la tranquilidad y disminución del estrés. Mientras que las ondas 12 Hz, son recomendadas para enfocarse en las actividades a realizar, brindando una mayor estabilidad mental.

Por último se encuentran las ondas de 11 a 14 Hz, capaces de aumentar la atención y conciencia sobre lo que se hace en el momento. Además, ayuda con la absorción de información, por lo que se considera ideal para aprender.

 

Publicado enConsejos y ayudas

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.