Saltar al contenido

Uniformes sanitarios para hospitales

Dentro de los hospitales, los doctores, las enfermeras y el personal que trabaja en el centro médico deben contar con los respectivos uniformes para cumplir sus diferentes tareas de la forma correcta.

Aunque no lo parezca, los uniformes sanitarios originales son esenciales dentro de los hospitales, por eso es importante saber qué elementos lo conforman, los beneficios que aportan y cómo elegirlos para que el personal de los hospitales.

¿Qué tipos de uniformes sanitarios existen?

Los uniformes sanitarios para hospitales son de suma importancia, dado que ayudan al personal sanitario a trabajar de forma cómoda y protegida. Hoy día es posible encontrar varios tipos de uniformes, los cuales resultan útiles para distintas ocasiones.

El pijama sanitario formado por dos piezas, es el utilizado por los médicos y enfermeros, siendo el más recomendado por la comodidad que aporta. Su diseño es capaz de resistir largas jornadas de trabajo, algo común en los hospitales.

enfermeras y doctores con uniforme sanitario

También es bastante bueno para garantizar una buena protección sanitaria en los hospitales, dado que resiste con facilidad cualquier contacto con personas enfermas, evitando así posibles contagios, tanto para los profesionales sanitarios como para los pacientes.

Por su parte, la casaca sanitaria es una vestimenta ceñida al cuerpo, por lo general en uniforme, con mangas que llegan hasta la muñeca. Su diseño está orientado a mantener una imagen de mayor limpieza y confianza.

Mayormente se consiguen en color blanco, sin embargo, también hay verde, negra o azul, lo que permite ajustarla al código de vestimenta de los hospitales.

Se trata de una opción muy recomendada por su alto nivel de transpiración, lo cual ayuda a mantener la higiene en la jornada laboral. Por último están las batas sanitarias, el uniforme característico en los hospitales, sobre todo las de color blanco.

Ofrecen una buena comodidad y funcionalidad, dado que viene con numerosos bolsillos donde guardar cosas, sirve para transmitir una imagen de higiene y limpieza, así como para diferenciar a los profesionales del centro de trabajo de las demás personas que andan por los hospitales.

Se utiliza con más frecuencia dentro de los quirófanos con el objetivo de proteger a los profesionales y a los pacientes durante las intervenciones quirúrgicas, ya sea de posibles infecciones o de enfermedades contagiadas.

¿Qué ventajas ofrecen?

Los uniformes sanitarios deben cumplir con una serie de requisitos establecidos por las autoridades sanitarias, los cuales ofrecen una gran variedad de ventajas.

Son uniformes bastante cómodos para el personal sanitario y cualquier profesional que deba trabajar con pacientes durante una media de 8 horas o más al día, dado que son prendas ligeras que facilitan el movimiento y garantizan el mayor confort durante el horario laboral.

Los colores identificativos que utiliza, el azul, el verde y el blanco, son de gran utilidad dentro del sector, dado que se ha demostrado científicamente que son colores que ofrecen un alto grado de tranquilidad y por esto, se eligieron como identificativos de los profesionales en los hospitales y otros centros sanitarios.

De igual manera, estos colores representan un área médica, por ejemplo el verde es para quirófanos y urgencias médicas, el blanco y el azul para los enfermeros y las clínicas especializadas.

También son uniformes antibacterianos, algo esencial en los hospitales, ya que el personal sanitario está en contacto con grandes cantidades de virus o bacterias que lo pueden enfermar.

uniforme sanitario

Los tejidos de los uniformes sanitarios se fabrican con tejidos transpirables capaces de repelar ácaros y bacterias.

Los tejidos que se utilizan en este caso pueden ser tejidos de algodón, impermeables y desechables, para así garantizar una solución para las diferentes necesarias médicas que deban atenderse.

Sus mangas cortas y fáciles de remangar son esenciales, dado que los profesionales médicos deben lavarse de manera constante las manos, por lo que estas deben ser cortas para evitar que las mojen con cada lavada.

Son fáciles de lavar y secar, dado que se deben lavar todos los días para evitar cualquier contagio de virus o bacterias que hayan quedado en ellos. Por lo general, se lavan en los mismos hospitales, esto asegura al personal médico siempre contar con uniformes limpios y en buenas condiciones.

Además, son uniformes de gran resistencia a roturas, sustancias químicas y a sustancias complicadas de lavar, como la sangre, por ejemplo.

¿Cómo elegirlos?

A la hora de elegir los pijamas sanitarios, lo ideal es buscar conjuntos de casaca y pantalón, con tejidos que sea de tela de drill, la cual está conformada por fibra vegetal, algodón y spandex.

Estos elementos no producen estática, son resistentes a sustancias químicas y son menos propensos a propagar microorganismos.

Mientras que los gorros sanitarios deben elegirse como desechables, dado que esto garantiza al personal sanitario una mayor seguridad e higiene, gracias a que al ser de un solo uso, se evita contagiarse de cualquier enfermedad que puedan tener los pacientes, así como contagiarlos a ellos.

Por último, el calzado sanitario debe ser anatómico y con suela antideslizante, esto permite al personal médico contar con más comodidad en su jornada laboral.

Los zuecos sanitarios son los más utilizados por los médicos y enfermeros, ya que se ajustan muy bien a los pies, y se elaboran con materiales transpirables.

Los uniformes sanitarios son de suma importancia para el personal que trabaja dentro de los hospitales, dado que les asegura comodidad y confort para trabajar largas horas sentado o de pie, así como protección ante enfermedades e infecciones que puedan existir en sus espacios de trabajo.

Publicado enActualidad

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.