Saltar al contenido

Consejos para lograr los propósitos de Año Nuevo

El mes de enero destaca por ser una época para reflexionar.

Lo apropiado suele ser que recordemos el año que ha terminado, ya que pensar en ello podría ser muy útil no solo para aprender de aquellas experiencias  que llegamos a vivir, sino también para renovar nuestros objetivos y prioridades.

En este sentido, los propósitos de Año Nuevo pueden llegar a ser una gran manera de lograr que tu cerebro se enfoque en aquellas cosas que deseas lograr a lo largo del nuevo año, y mientras más tiempo dediques para reflexionar y también a apuntar a los objetivos que deseas alcanzar, más involucrado se encontrará tu cerebro dentro de todo el proceso, y qué mejor aliado para poder conseguirlo.

Ahora bien, el abandonar los malos hábitos (por ejemplo, fumar) y adoptar hábitos más saludables (hacer ejercicio, bajar de peso, pagar deudas económicas, etc.) suele ser lo más habitual cuando de propósitos de Año Nuevo se trata.

No obstante, la mayor parte de las personas no suelen enfocarse en ellos a lo largo de todo el año, sino que terminan olvidándolos incluso poco después de empezar.

Por eso, para ayudarte a evitar que esto te ocurra, te dejaremos diferentes consejos para lograr los propósitos de Año Nuevo que deberías poner en práctica.

Recomendaciones para alcanzar tus propósitos de Año Nuevo

A continuación queremos presentarte varios consejos que sin duda alguna, podrán ayudarte a lograr con éxito cada uno de los objetivos y metas que te hayas marcado para este nuevo año.

Escribe tus objetivos en papel

Se trata de un consejo básico, ya que el escribir en papel tus objetivos te permitirá aumentar las posibilidades de alcanzarlos.

objetivos en papel año nuevo

Esto se debe como han señalado diversos psicólogos, al hecho de que al escribirlos adquieres un mayor compromiso para cumplir tus metas, así que no dudes en comenzar por aquí.

Establece un horario semanal

De acuerdo a tus propósitos de Año Nuevo, sería conveniente también que establezcas un horario semanal.

Debes tratar de hacer que actividades cotidianas lleguen a convertirse en una rutina, y luego permitir que la rutina te ayude a hacer el trabajo pesado.

Para que te sea más sencillo, podrías realizar copias del horario y pegarlas en alrededor del hogar, en lugares por los que sueles pasar continuamente; de este modo siempre tendrás presente aquellas cosas que te has propuesto hacer.

Márcate pocos objetivos

Existen muchas personas que suelen apostar por marcarse muchos objetivos a cumplir en un año, sin embargo, debes tener en cuenta que eso solo termina causando que sea más sencillo distraerte, y al final no lograrás hacer nada.

Por eso sería aconsejable que optes por marcarte pocos, los cuales estén bien pensados y que realmente quieras alcanzarlos.

Establece objetivos que sean realistas

Al momento de establecer tus propósitos para este nuevo año es importante que te asegures de que los mismos no sean algo demasiado general, en este sentido, lo mejor será que te marques objetivos “SMART”, o dicho de otro modo, que sean Específicos, Medibles, Alcanzables, Realistas y Temporizados, los cuales cuenten con un determinado plazo dentro del cual deberás alcanzarlos.

Deberías poder dividir los objetivos

Lo más recomendable es que puedas dividir tus objetivos tanto como sea posible, por lo que mientras más fases tengan en las cuales establecer períodos y avanzar poco a poco en los logros, será mucho mejor.

De esta forma, por ejemplo, si deseas poder comer de forma más saludable, podrías dividir tus objetivos en preparar un menú semanal, hacer un “batchcooking”, consumir platos con un gran aporte de verdura 4 días por semana, y preparar una receta saludable nueva cada semana, etc.

Así, podrás ir marcando todos los logros que consigas de forma gradual hasta cumplir por completo tu objetivo.

Deja a un lado la procrastinación

Mientras más rápido comiences a cumplir con tus propósitos, mejor.

procrastinación

Recuerda que en estos casos el dicho “no dejes para luego lo que puedas hacer hoy” resulta esencial, y si bien el 1 de enero suele ser una fecha un poco complicada para comenzar cualquier cosa, lo cierto es que dejarlo para hacerlo el día 2 supone un gran error, ya que podrías terminar cayendo en la tentación de dejarlo para el día siguiente y así cada día.

Compártelos con tus seres amados

Después de haber pensado bien tus propósitos de Año Nuevo, escoger los más realistas y escribirlos en papel, también sería recomendable que los compartas con tus seres amados.

Ten en cuenta que esto podría ayudarte a ver con mayor facilidad cualquier posible fallo que hubieses ignorado antes, además podrás conseguir un apoyo necesario a lo largo del proceso, y/o incluso podrían acompañarte a lograrlo, haciendo que tu objetivo resulte más sencillo.

Evita rendirte por los posibles tropiezos

Alcanzar tus propósitos podría no ser tan simple como imaginas, sin embargo, resulta esencial que te asegures de no rendirte frente a los posibles primeros fallos; ten en cuenta que para poder conseguir cualquier meta que desees, será importante que sepas levantarte y continuar siempre que sea necesario.

Celebra cada logro

No importa si consisten en pequeños logros o si los ves como  cambios insignificantes, para poder lograr tus propósitos es preciso que evites restarle importancia a cada avance y que lo celebres, recuerda que cada paso te lleva un poco más hacia la meta, por lo que posee un gran valor.

Publicado enConsejos y ayudas

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.