Saltar al contenido

Guía completa para hacer bien la colada

Es muy agradable contar con ropa limpia, perfumada y en perfecto estado para lucirla en cualquier sitio donde se desee estar.

¿Estás haciendo bien la colada?

Para que las prendas de vestir mantengan su apariencia de recién salidas de la tienda se debe cumplir con las normativas de su mantenimiento o dicho con otras palabras, es necesario hacer bien la colada.

Hacer la colada o lavar la ropa puede no ser la tarea domestica más agradable de todas, pero se tiene que hacer de forma correcta.

La ropa no se puede tratar con negligencia a la hora de limpiarla, ni atenerse a una misma rutina para todos los tipos de tejidos y colores. Por tal razón es muy práctico investigar y contar con una guía útil para hacer bien la colada.

Pasos a seguir para lavar la ropa

Leer la etiqueta

Cuando se adquiere una prenda de vestir es importante que se lea con atención la etiqueta. Es la forma correcta de tener información necesaria sobre las instrucciones de lavado.

Seleccionar la ropa

Lo primero es dividir la ropa por colores, para evitar su decoloración durante el lavado, o que manche otra de distinto color.

Se debe separar la ropa también por el tipo de material

Existen telas delicadas de seda o encajes donde se debe aplicar productos diferentes y ciclos de lavado distintos. También es importante separar la ropa que está muy sucia.

Algunos trabajos, deportes o entretenimientos someten la ropa a suciedades difíciles que requieren de productos y técnicas más complejas.

Elegir los materiales

Se debe contar con el jabón indicado, bien sea en su presentación en polvo o líquido. También el suavizante, blanqueadores químicos o ecológicos según tu preferencia.

Revisar la ropa

Revisa con atención los bolsillos de los pantalones y blusas. Muchas veces nos dejamos olvidados papeles, dinero y hasta bolígrafos. Esto acumula suciedad en la lavadora, puede manchar las prendas o hacer que perdamos un documento importante.

Un tratamiento adecuado

Las piezas muy sucias probablemente necesiten una dosis mayor de detergente. Lee las instrucciones del producto limpiador para ver las dosis recomendadas y el método de aplicación, ya que de esta manera se evita dañar el tejido de la prenda.

La ropa delicada con encajes y pedrería muchas veces se lava a mano con agua tibia y detergentes para ropa delicada. Las dosis para estas prendas son diferentes, por lo tanto se deben seguir las instrucciones tanto de la ropa como del producto que se use.

Seleccionar el ciclo de lavado correcto

La lavadora es muy funcional para todo tipo de ropa. Asegúrate de usar el ciclo correcto que garantice un buen trato a las distintas piezas de vestir.

Secado

La secadora también tiene sus ciclos para no dañar la ropa suave con exceso de calor o dejar húmeda la más gruesa.

Planchar y guardar

Hay telas que se deben planchar antes de guardarla en los armarios y cajones, aunque otras telas no son necesarias. Recuerda que has invertido un tiempo y energía en lavar la ropa, por lo tanto lo ideal es que el sitio donde la guardes este limpio y organizado para no dañar el esfuerzo.

Recomendaciones y consejos

Muchas veces las personas se enfrentan con casos especiales a la hora de lavar. Interrogantes de ¿cómo eliminar las manchas de la ropa blanca y de color? Para esas interrogantes existen consejos y recomendaciones.

Lava con rapidez la ropa húmeda

Si no lo haces corres el riesgo de que le salga algún tipo de hongo y no es fácil de quitar.

Las medias sucias

Las medias son una prenda que puede acumular suciedad y en especial la de los niños, ya que estos caminan descalzos por la casa. Para estos casos se recomienda la siguiente mezcla:

En dos litros de agua caliente coloca una taza de jabón líquido, una taza de vinagre, dos cucharadas de bicarbonato de sodio y el zumo de un limón. Sumerge las medias por treinta minutos y luego lávalas como normalmente haces.

Blanquear

Para blanquear la ropa sin químicos industriales puedes usar:

En dos litros de agua caliente agrega jabón neutro rayado, una taza de vinagre y media taza de bicarbonato. Sumerge la prenda con algún tipo de accesorio para que no te quemes las manos, dejando que se impregne del líquido.

Deja la ropa hasta que se enfríe el agua y luego lava como siempre.

Ropa delicada

Una técnica útil para la ropa delicada es usar champú para bebés como detergente. Agrega tres cucharadas de champú en cinco litros de agua y sumerge la prenda. Restregar con las manos y luego la enjuagas en agua.

No la exprimas manualmente y seca la prenda con una toalla, de esta manera la prenda se conservará limpia e intacta.

Malos olores

Para eliminar malos olores sumerge la ropa en una proporción de cinco litros de agua y una taza de agua oxigenada. Déjala por media hora y luego la lavas normalmente.

Publicado enConsejos y ayudas

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *