Saltar al contenido

Diferencias de brackets convencionales con Invisalign

Hace unos 20 años aproximadamente que tenemos la posibilidad de elegir entre la ortodoncia convencional y un innovador sistema de retenedores transparentes denominados Invisalign (ortodoncia invisible).

Descubre las diferencias que existen entre brackets e Invisalign

Todo parece indicar que esta nueva tecnología puede llegar a ser mejor, pero ¿es esto cierto? En este artículo te mostraremos la diferencia entre la muy utilizada ortodoncia y la tecnología del Invisalign, para que tú elijas cuál es el procedimiento de corrección de dentadura indicado para ti.

Los brackets son la herramienta más económica y efectiva con el paso del tiempo.

El mundo de la odontología ha sabido utilizar este mecanismo durante mucho tiempo y continúa siendo utilizado alrededor del mundo, como uno de los tratamientos que resuelven el problema de la desalineación dental.

Este es un  sistema al que se lo puede denominar como pionero y esto es lo que hace que su desarrollo hasta el momento sea realmente fuerte, y muy conocido dentro del mundo de los profesionales de la ortodoncia.

¿Qué son los brackets?

Cuando hablamos de brackets, es conveniente saber que en el ambiente profesional no se denomina de esta manera a todo el conjunto del aparato de ortodoncia que utilizaremos, sino que la denominación le cabe a cada una de las piezas metálicas que se alojan en la parte del frente de nuestros dientes.

De todos modos, estos brackets no serán los que ejercen la presión necesaria para que nuestros dientes se muevan y culminen alineándose, cumpliendo su objetivo, sino que ese el aro metálico que los contiene el que se encargará de realizar esta fuerza.

Si bien siempre el mecanismo de funcionamiento de los brackets es el mismo, la tecnología ha avanzado y en la actualidad existen diferentes tipos de estos aparatos de ortodoncia, que son los siguientes:

1. Brackets convencionales

  • Estos son los que se utilizan históricamente y constan de piezas metálicas de acero que cumplirán el objetivo de desplazar nuestros dientes, hasta que estos queden alineados.
  • Sin duda alguna son menos estéticos, pero lo que pierden en ese plano lo ganan en efectividad.

2. Brackets Autoligado

  • A diferencia de los convencionales, estos no necesitan de una goma para ligarse sino que mediante una tapa se conseguirá que estos cierren y ejerzan la fuerza necesaria para mover el diente.
  • Tiene como ventaja con respecto a los convencionales, el hecho de ser más pequeños y más cómodos.

3. Brackets Estéticos

  • Lo que hace a estos brackets, con el mismo funcionamiento que los convencionales, más estéticos es que están realizados en otros materiales, como ser el cristal de zafiro o la cerámica.
  • Ambos materiales, al ser de color blanco, generan una imagen menos invasiva que la de los de color metálico.

Ventajas de los brackets metálicos

  • Por empezar, entre las mayores ventajas que estos tienen es su mínima fricción con respecto al arco, logrando de la misma manera una potencia de tensado importante.
  • Al ser el método más antiguo de la ortodoncia, ya se conocen todos los mecanismos para solucionar eventuales problemas que puedan surgir.
  • Una ventaja importante es la económica. Ya es conocida la efectividad de los brackets, que se utilizan en todo el mundo con resultados garantidos, pero además será la relación calidad- precio uno de los beneficios que otros sistemas, como el de Invisalign aún no supera en costos.
  • Es una técnica que se ha utilizado, se sigue utilizando y todo indica que continuará siendo utilizada por todos los odontólogos del planeta y está en constante evolución, con el desarrollo de nuevas tecnologías.

¿Qué es el Invisalign?

La tecnología también llegó al plano de la odontología y los tratamientos para alineación dental y una de las pruebas de esto es el sistema de Invisalign, una propuesta innovadora que utiliza los avances de la impresión 3D, para generar un mecanismo tan efectivo como el de la ortodoncia.

persona en el dentista poniendose una ortodoncia

En este sistema, los retenedores son de poliuretano, un material que los hace completamente invisibles y al ser diseñados e impresos mediante la tecnología 3D, estos se amoldarán a nuestros dientes de una manera que no tiene precedentes.

Invisalign es un desarrollo que llegó a fines de la década del 90 y comienzo de la década del 2000 y desde ese entonces ha experimentado un crecimiento importante, en principio ingresando en el ambiente profesional, para después utilizarse como uno de los métodos reconocidos, generando cada vez mayor tecnología, diferentes estilos de retenedores, cada vez más adaptados a las necesidades de los pacientes.

Ventajas del sistema Invisalign

  • Su completa invisibilidad hace de este sistema el más estético que se puede encontrar en el mercado de la odontología. Los alineadores transparentes de este tipo pueden pasar completamente desapercibidos en nuestra boca, a diferencia de los brackets convencionales.
  • Al ser impresos con tecnología 3D, no hace falta obtener moldes de nuestra dentadura para que luego estos sean realizados. Este método de impresión hace que los retenedores Invisalign se amolden perfectamente al tipo de dentadura del paciente.
  • Al carecer de todo tipo de fricción sus movimientos de alineado son mucho más suaves y por lo tanto menos dolorosos para quien los use.
  • Al ser extraíbles, son más cómodos para realizar el cepillado y otros procedimientos de higiene dental.

Estas son las diferencias de los brackets convencionales con Invisalign. Ambos métodos tienen la misma efectividad, pero diferentes prestaciones y desarrollos para llegar a este resultado.

¿Te gustan los artículos de Salud? A nosotros nos encanta! mira todos los artículos que vamos publicando.

Publicado enSalud

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *