Saltar al contenido

Cinco consejos para elegir el sillín más adecuado para la bicicleta

A la hora de elegir nuestro sillín puede que necesitemos algunos consejos. Lo principal  y lo que debemos tener en cuenta es la anchura de este debido a que aquí es donde nuestro cuerpo deposita su peso y por consiguiente, debemos valorarlo adecuadamente para que encontremos el que mejor se adapte a nosotros.

Haz caso a estos consejos y elige el mejor sillín para tu bicicleta

Así mismo, hay otros aspectos que debemos sopesar antes de decidirnos por uno o por otro, ya que es necesario que se adapte a cada una de las necesidades que tenemos cada uno de nosotros.

Anchura del sillín

El que el sillín tenga la anchura requerida es de lo más importante que debemos tomar en cuenta a la hora de adquirir uno.

El tener uno adecuado hace que nuestro cuerpo se sienta cómodo, además y como nuestro peso recae encima de éste y dependiendo del tamaño del mismo, podría llegar a causarnos hasta lesiones, como rozaduras o dolor que harán que no podamos utilizar la bicicleta en unos días.

Longitud

Por otro lado y al igual que la anchura del sillín, la longitud también es importante a la hora de subirse en una bicicleta.

Además y según el uso que la vayamos a dar, es decir, si es para salir de paseo o en cambio se va a utilizar de manera profesional, deberemos tener en cuenta si necesitamos un sillín más largo o corto. Gracias a la longitud tendremos la movilidad que deseemos, pero todo como hemos dicho va a depender de qué uso la demos.

Forma

La forma de nuestro sillín también será importante en la realización de los movimientos, así como la comodidad que nos proporcionará. 

Normalmente, el sillín más utilizado es el que tiene forma de T, ya que tiene más espacio en la parte de atrás, mientras que en la parte de delante se adapta mejor a nuestras piernas.

Sin embargo hay que tener cuidado a la hora de escoger este sillín, puesto que habría que probarlo antes para ver si se ajusta bien a nosotros, ya que si no, corremos el riesgo de lastimarnos.

Por otro lado encontramos en el mercado otro con forma de pera, este podría adaptarse a unos mejores movimientos a la hora de practicar ciclismo, sin embargo, todo dependerá del cuerpo que tengamos.

Cóncavo plano

El sillín y según nuestras necesidades puede ser plano o cóncavo. Nosotros lo decidiremos según nuestras medidas. Si escogemos el cóncavo tenemos que saber que el centro es algo pronunciado, mientras que el plano, podría facilitar nuestro apoyo a la hora de montarnos en la bicicleta.

Material

Como último consejo y que además debemos tener en cuenta a la hora de escoger nuestro sillín, sería el material en el que está fabricado.

Obviamente este debe ser de buena calidad. A su vez, el material es lo que realmente va a soportar nuestro peso y nos va a proporcionar mayor movimiento a la hora de realizar deporte sin que nos parezca incómodo.

También es importante contar con un relleno que sea firme, para así mantener la posición correcta con comodidad.

Sabemos que escoger una bicicleta no es tarea fácil, mucho menos un sillín, es por eso que te proporcionaremos a continuación algunos consejos que podrás tener en cuenta a la hora de decantarte por uno o por otro.

Consejos que debes tener en cuenta

La comodidad debe ser primordial a la hora de adquirir nuestro sillín, sin embargo, debes saber que no porque el sillín sea acolchado significa que sea más cómodo.

De hecho, debemos buscar un sillín que sea firme sin que llegue a ser duro e incómodo, puesto que si no nos sentimos a gusto podríamos contraer lesiones que harán que no volvamos a ejercitarnos por lo menos durante un tiempo.

Por otro lado es recomendable que antes de adquirir el sillín, lo probemos, puesto que nosotros debemos adaptar nuestras necesidades a él y así medir los movimientos que podemos realizar mientras estemos encima de este.

Además, podría pasar que por nuestra forma de las piernas debamos mandar a hacer un sillín que se adapte a nuestras propias medidas, porque no siempre podremos optar por las medidas estándar que nos ofrece el mercado. 

Por eso es importante que probemos el producto antes de adquirirlo.

Debemos siempre comprobar que cada punto del sillín, según la forma que hayamos adquirido, se adapte a nosotros y no nos resulte incómodo a la hora de practicar ciclismo.

Por último, solo nosotros sabemos cuáles son nuestras verdaderas necesidades, por eso debemos comprobar que cada una de las que tengamos se adapte y sean ajustables al sillín que adquiramos. 

Además, es importante que tengamos en cuenta que debemos adquirir el sillín según el deporte que practiquemos, ya que esto influirá a la hora de buscar la que mejor se adapte a nuestros requerimientos. 

Publicado enConsejos y ayudas

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *