Saltar al contenido

¿Qué es un pasaporte de inmunidad?

La pandemia del Covid 19, que ha tenido una grave afectación a nivel mundial, ha hecho que los gobiernos e instituciones sanitarias se planteen nuevas formas de poder controlar su contagio, por lo que algunos han considerado la implementación de un método algo polémico, como lo es el pasaporte inmunidad.

Descubre de qué trata el pasaporte de inmunidad

Un documento como el pasaporte de inmunidad, funcionaría como una identificación de su portador, donde se certifica que la persona ya ha tenido la enfermedad y la ha superado, por lo que esta, en teoría, contaría con la inmunidad al virus.

La intención de dicho pasaporte es que quienes lo posean, no tengan que cumplir algunas de las restricciones que se han impuesto con motivo de la pandemia.

Entre las naciones que se han planteado el pasaporte de inmunidad se encuentran España, Alemania, Estados Unidos, Chile y Reino Unido, pero la controversia con este tema ha sido muy grande, sobre todo con la comunidad científica y los organismos sanitarios, ya que estos lo rechazan con contundencia.

La razón que motiva a los organismos sanitarios y científicos al rechazo del pasaporte sanitario, ya que estos consideran que existen razones técnicas y éticas para hacerlo, como lo es el que actualmente no sería una forma en que se garantice una protección eficaz contra el virus, pero que además es una nueva forma de discriminación que se estaría implementando.

El rechazo al pasaporte inmunitario ha sido tal, que la revista Nature, una de las más prestigiosas en su estilo, desarrollo un artículo de 10 razones  por las que este pasaporte es una mala idea

No existe garantía de inmunidad con este pasaporte

  • La realización de un pasaporte inmunitario, se da bajo el planteamiento de que al haber tenido un virus y nuestro sistema logra curarse del mismo, este genera los anticuerpos necesarios para poder combatirlo en una próxima oportunidad.
  • Quienes defienden la implementación del pasaporte inmunitario, señalan que si una persona es capaz de demostrar que posee los anticuerpos al coronavirus, podría desarrollar una vida normal, permitiéndose estudiar, trabajar, viajar e incluso llevar una vida social sin miedo a contagiarse nuevamente con un rebrote.
  • Sin embargo, demostrar que una persona ha superado el Covid-19 no es algo tan sencillo, ya que se requiere la realización de un test para ello y en la actualidad no existe alguno que sea totalmente fiable.
  • Son muchos los casos que podrían darse como falsos positivos en un test de anticuerpos, haciendo creer que una persona ya es inmune al virus, pero en la realidad no lo es.
  • Uno de los test más comunes para la detección del virus en una persona, es la toma de una pequeña muestra de sangre de esta al picharle un dedo, algo que ha dado un gran porcentaje de falsos negativos, ya que dichos tests no han podido detectar los anticuerpos del virus, así como también hay otro porcentaje donde sí lo ha conseguido.
  • Los estudios que se han realizado recientemente, señalan que los pacientes que consiguieron recuperarse del Covid-19, poseen anticuerpos del virus, pero esto no se ha comprobado en la totalidad de personas que han padecido la enfermedad, así que no se puede dar por correcto que todos puedan generar los anticuerpos necesarios que garanticen dicha inmunidad.
  • En general los virus actúan de maneras distintas y como el virus SARS-CoV-2 es uno reciente, poco conocido, son muchas las cosas sobre él que aún se desconocen o que no se sabe con exactitud, ya que este ha tenido efectos distintos en cada persona.
  • La Organización Mundial de la Salud (OMS), se ha pronunciado respecto al pasaporte de inmunidad, señalando a finales de abril que los mismos podrían aumentar significativamente la transmisión del virus, ya que no había evidencia científica que pueda demostrar que sus portados hayan superado el Covid-19 y que tengan los anticuerpos que les dé la protección ante un posible rebrote de la enfermedad.

Es cuestionado éticamente

  • Además de los cuestionamientos que han realizado la comunidad científica y el personal sanitario sobre los pasaportes de inmunidad, también hay implicaciones éticas que abren un gran debate al respecto.
  • Como se mencionó anteriormente, la puesta en marcha de estos documentos pueden resultar como una nueva vía de discriminación y estigmatización, ya que con su uso no se estarían protegiendo los derechos de las personas.
  • En todas las zonas de la sociedad, se podrían dar casos de discriminación sobre todo en el área laboral, ya que sería una invitación a las empresas a que contraten solo a aquellos que posean los anticuerpos a la enfermedad, estigmatizando a quienes no son inmunes al coronavirus, al ser calificadas como “no empleables”, una de las grandes alertas que ha hecho el Instituto de Salud Global de Barcelona.

El debate sobre el pasaporte inmunitario se encuentra en desarrollo, pero sin una posición fija al respecto. En España por el momento se ha considerado que no es necesario, por lo que las autoridades de salud del Gobierno han descartado su implementación.

Publicado enActualidad

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *