Saltar al contenido

¿Qué es el ateísmo?

Para entender qué es el ateísmo, debemos decir que una persona atea es aquella que no cree en ningún tipo de Dios, divinidad o cualquier otro tipo de imagen sobrenatural que está presente y es reguladora de la denominada “justicia divina”.

¿Qué es ser ateo?

El ateo no cree en dioses y a menudo es confundido con otros tipos de ramas de pensamiento, que quizás no reconocen un Dios, pero pueden estar cerca de determinadas religiones. En este artículo te explicaremos en detalle cuáles son los preceptos de un ateo.

Aunque no todas, la mayoría de las religiones se basa en la existencia de una divinidad o de un ser superior que registra cada uno de nuestros movimientos e imparte justicia acorde a nuestro comportamiento y a nuestra actitud frente a la vida.

monumentos musulmanes donde la religion es diferente

Este Dios seguramente le de mayor importancia a aquellas personas que viven una vida más en sintonía con ayudar al prójimo y se comporta bien, sin acumular conductas pecadoras  y hace que la suerte sea menor para aquellos que llevan una vida de pecados y excesos.

El ateo no cree en la existencia de un Dios y entre muchas otras razones se encuentra el hecho de pensar que esa “justicia divina” de la que estamos hablando no funciona como tal.

Ellos creen que si existiera un ser superior, haría algo frente a tanta injusticia que sufren determinadas personas que no se la merecen, no permitiría la pobreza o castigaría a aquellas personas que viven de la corrupción o de cometer actos de injusticia, que pocas veces sucede.

El ateo no cree que los comportamientos de los seres humanos y el destino de sus acciones sean regidas por un ser superior, al que ni siquiera se puede contemplar. “Si no lo veo no lo creo” es una de las bases empiristas que suele fundamentar el ateo cuando se le pregunta acerca de la existencia de Dios.

Dos tipos de ateísmo

Dependiendo del concepto que cada uno tiene en la no creencia de la existencia de un Dios, existen dos formas de concebir el ateísmo, que son el ateísmo débil y el ateísmo fuerte.

1. Ateísmo débil

  • Esta rama del ateísmo la ocupan aquellas personas que no creen en un Dios o divinidad, pero solamente se limitan a dar esta afirmación, sin generar ningún tipo de explicación o sentar unas bases de por qué este no existe.
  • Estos suelen apoyarse solamente en la idea empírica de que al no poder contemplarlo, simplemente no puede existir. Es una rama bastante cercana al agnosticismo, del que hablaremos más adelante.

2. Ateísmo fuerte

  • El ateo fuerte es aquel que no cree en estas divinidades, pero que también busca de forma racional el estudio para encontrar la justificación de por qué sería imposible la existencia de un ser superior, e incluso busca también una explicación que justifique el por qué existen personas que sí creen y por qué están equivocados.
  • El ateo fuerte hace de su ateísmo una postura responsable justificada.

Ateísmo y agnosticismo

  • Cuando hablamos de la no creencia en Dios, existen personas que dicen ser ateas y otras que dicen ser agnósticas. No sabemos a ciencia cierta si aquellas personas comprenden la diferencia explícita entre una y la otra concepción, pero son dos cosas diferentes.
  • El agnóstico, desde el mismo término, cree que todo aquello que no se pueda experimentar es algo desconocido y que si es desconocido tiende a no existir.
  • Es decir, que estos no son tan extremos con respecto a la postura de la no existencia de dios que pude tener un ateo, pero creen que es imposible para los seres humanos creer en la existencia de dioses con los que no se ha experimentado ningún tipo de señal de que existan.
  • Para el agnosticismo, no poder experimentar un encuentro con un ser supremo presupone la no existencia del mismo.
  • Esa es la diferencia explícita con el ateo, que directamente no cree en la existencia de una divinidad de una manera racional y afirmándolo mediante una explicación acerca de las experiencias del mundo.

El ateísmo en el mundo

Todo parece indicar que el ateísmo es una postura que crece alrededor del mundo, aunque siempre el universo creyente continúa siendo el mayor porcentaje de la población del planeta.

En un estudio realizado hace más de cinco años, se llegó a un resultado en el que el 59 por ciento de las personas son religiosas, mientras que un 23 por ciento no poseen ningún tipo de creencia y el 13 por ciento son ateos.

Entre los países que cuentan con una mayor cantidad de personas en el ateísmo se encuentran China, Japón, Francia y República Checa.

Entonces… ¿el ateísmo es una religión?

El ateísmo no es ningún tipo de religión, ya que no existe ningún tipo de literatura sagrada ni ningún tipo de ritual que conglomere a los ateos en edificios donde estos practiquen su ateísmo.

Las religiones tienden a generar un dogma mediante el cual todos rijan de la misma manera. Eso es lo que aleja al ateísmo de la idea de religión, ya que seguramente si charlas al mismo tiempo con dos personas ateas, estas te darán una postura diferente de lo que cree cada una que es la no creencia en Dios.

Así es el ateísmo. La experiencia y la racionalidad hace a estas personas creer que la divinidad es imposible y la existencia de un Dios un hecho sin fundamentos.

Publicado enCultura

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *