Saltar al contenido

Para qué sirven los centros de fisioterapia

La fisioterapia es definida por la Organización Mundial de la Salud como «la ciencia del tratamiento a través de: medios físicos, ejercicio terapéutico, masoterapia y electroterapia.

Además, la Fisioterapia incluye la ejecución de pruebas eléctricas y manuales para determinar el valor de la afectación y fuerza muscular, pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud del movimiento articular y medidas de la capacidad vital, así como ayudas diagnósticas para el control de la evolución».

Es decir, se enfoca en la curación, prevención y readaptación de pacientes que requieran de este tratamiento para recuperar su normal movilidad.

Los profesionales en esta área laboran en centros de fisioterapia donde cuentan con los elementos, máquinas y herramientas para ayudar a las personas en este proceso de readaptación, dichos profesionales deben contar con formación de aproximadamente cinco años pues requieren de conocer todo el cuerpo humano y de las técnicas puntuales de rehabilitación para ponerlas en práctica.

Requisitos que cumplen los centros de fisioterapia

Cómo cualquier entidad prestadora de salud o con este servicio, los centros de fisioterapia tienen que cumplir con ciertos requisitos para su funcionamiento a las entidades reguladoras en cada país y así poder operar con legalidad.

Además de tener que contratar profesionales capacitados y con experiencia en el tema, o aprendices supervisados, el establecimiento físico también debe contar con unos mínimos exigidos de manera que cumplan su función adecuadamente.

Exigencias que cumplen los centros de fisioterapia

Generales: Como cualquier entidad de su tipo, los centros de fisioterapia deben contar con la debida señalización, salidas de emergencia, puertas demarcadas, áreas de servicios fisioterapia zonas especificasgenerales, temperatura adecuada, certificados emitidos por las entidades reguladoras visibles, baños, salas de espera, recepción, almacén, suelos antideslizantes lisos, etc.
Zona de asistencia: Para el lugar propiamente dicho de consulta exigen sala de consulta de un tamaño determinado con camilla, biombo o lugares diferentes para exploración y consulta, elementos de trabajo como goniómetro, cinta métrica, martillo de reflejos, aguja, cepillo, fonendoscopio, esfigmomanómetro, equipo de electroterapia con electroestimulación y analgesia, equipo de termoterapia, superficial o profunda.

Sistema de crioterapia, cuñas y rulos pequeños, medianos y grandes; material fungible (sabanillas, guantes, alcohol y gasas estériles) y material de vendaje entre otros.

Zonas específicas: Si se presta el servicio de electroterapia, termoterapia crioterapia, cinesiterapia, laser o similares pueden utilizarse una sala conjunta, siempre y cuando no se trabaje en ellas al mismo tiempo y con los elementos propios de cada actividad debidamente regulados según sea la necesidad.
Algunos de ellos deben cumplir con especificaciones técnicas puntuales para que no sea peligroso su uso, la reglamentación de estos instrumentos debe seguirse al pie de la letra.

Documentación: Los centros de fisioterapia deben conservar los registros de los pacientes, historias clínicas, tratamientos y demás deben estar debidamente archivados, al igual que la documentación respectiva para su funcionamiento legal.

Maquinaria: Los lugares donde se trabajará con máquinas eléctricas, electrónicas, de rayos o similares es necesario que estén señalizadas y que la utilización de las mismas sea por una persona con los conocimientos en ello y la capacitación adecuada.

Publicado enSalud

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *