Saltar al contenido

Marketing relacional, nueva forma de hacer negocios

Con cada nuevo avance, con el crecimiento constante del mercado y de los países, es normal que todas las estrategias, técnicas, planes y formas de llevar a cabo las acciones en las empresas también se tengan que ver modificadas.

El marketing por ejemplo es una de las áreas que más renovación necesita pues las necesidades de los clientes, las formas de llegarles y las oportunidades de mejora son cada vez más amplias y veloces, por lo cual se debe adaptar al entorno y crear o utilizar las mejores estrategias según la necesidad.

Un buen ejemplo de esto es el marketing relacional, esta propuesta tiene como objetivo dejar de ver el marketing como un proceso unidireccional de venta, por el contrario, establece que las relaciones comerciales con los clientes traen mayores beneficios a largo plazo, convirtiéndose en negocios sostenibles y duraderos gracias a la estrecha relación comercial y personal que se tiene entre la compañía y el cliente, o entre la compañía y otras compañías.

Marketing relacional es más que fidelización

negocios marketing relacionalDentro del mercadeo una de las partes más importantes es lograr la fidelización de los clientes, por ello se trabaja arduamente en dar productos de calidad con costos adecuados y con un buen servicio pre y post venta, de manera tal que el cliente se decida siempre por la compañía debido a más factores que simplemente el producto o servicio que ofrece. El marketing relacional requiere de lo mismo pero va mucho más allá porque no solo trabaja con los clientes ya existentes si no que cultiva clientes prospecto con buenas relaciones personales e interacciones empresariales saludables hasta que se logra establecer una estrecha relación comercial.

El marketing relacional busca que el cliente no se sienta presionado a comprar sí o no, si no que le permite ver los beneficios de una relación comercial, le demuestra las ventajas de establecerla y le da la opción de observar cómo funciona el negocio sin presión alguna, de esta manera el cliente adquiere confianza que posteriormente se convierte en un buen negocio beneficioso para todas las partes implicadas.

Stakeholders del marketing relacional

Los clientes o stakeholder de la compañía son diversos pueden ser los clientes externos, los proveedores, los distribuidores, los minoristas, las agencias e incluso los mismos trabajadores, todos estos públicos son susceptibles de convertirse en clientes potenciales para los servicios o productos de la empresa.

Es por esto que concebir una relación estrecha llevaba de manera gradual que lleve a estos públicos a decidirse por ser consumidores y clientes también es fundamental y solo se logra con marketing relacional.

En primera instancia puede no verse muy eficaz en la búsqueda de clientes, sin embargo cuando se establece una buena relación con un proveedor, con un distribuidor o incluso con un gran cliente los beneficios se irán viendo con el paso del tiempo, logrando que en base a esa estrecha relación personal y profesional se busque la ganancia de todas las partes y no solo velar por el crecimiento de uno de los implicados.

Publicado enPublicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *