Ir al contenido

El Porno casero: una nueva tendencia

En lo que respecta al sexo, nada más nos agrada a los seres humanos, que la variedad en lo que respecta a las posiciones. El porno casero se caracteriza, precisamente por eso: nos podemos encontrar con un sinnúmero de sorpresas bastante agradables y excitantes, por demás.

Los videos caseros muestran de todo y para todos

Empecemos por hacer una breve alusión a los videos porno que son grabados por profesionales.

Las posiciones que nos solemos encontrar, siempre son las mismas, esto es, la conocida y tradicional “posición del videos caserosmisionero”, aquella en que la chica se ubica encima del varón y la que se conoce en el argot porno como la “posición del perrito” o, bien, “en cuatro”, que es cuando las chicas se colocan boca abajo y los varones las penetran por detrás pero, eso sí, vía vaginal.

En el porno amateur, en cambio, es posible encontrarnos con verdaderos “acróbatas” que pueden ubicarse en ciertas posiciones, que jamás nos habríamos imaginado.

Para “redondear” escenas perfectas naturales por demás, tenemos que los quejidos y jadeos son  igualmente naturales, dado que en el ámbito del porno casero no se suele fingir para nada.

Retomando el tema central, que es el de las sorprendentes posiciones de las que podemos disfrutar los hombres y las mujeres con mentes un tanto “retorcidas”, digamos que pueden llegar a ser, incluso, didácticas, porque podemos aprender de ellas, sobre todo, si observamos estos videos en pareja.

El porno amateur nos puede servir para aprender cosas y experiencias nuevas

Si bien es cierto que, en un principio, accedemos a los sitios web porno, con el fin de excitarnos en apareja o, bien, porno amateurpara disfrutar del porno en soledad, también es verdad que es mucho lo que podemos aprender para evitar la monotonía en el matrimonio y, en general, en la vida de pareja en el ámbito sexual.

Ahora, en estos videos caseros también nos podemos percatar de la presencia de muchos juguetes sexuales, que ni se nos pasaba por la cabeza que existían.

Para quienes gustas del “sexo con disciplina” que, justo es decirlo, nos agrada a casi todos (hombres y mujeres, por igual), en los videos caseros hallamos todo un “arsenal de castigos” excitantes e, incluso, graciosos.

Muchos piensan que el “sexo con disciplina rigurosa” es “patrimonio exclusivo” de los videos profesionales, mas no es así. En estos últimos, la fortaleza del castigo es, la mayoría  de las veces, fingido, al tiempo que el dolor padecido por la persona que es “sometida disciplinariamente”, también lo es.

En los videos porno, en cambio, podemos ver que el dolor, muchas veces placentero, es más que real. Ahora, para “disciplinar a la pareja, existe un maravilloso arsenal de “armas contundentes”: látigos de cuero rígido, que generan gran dolor (combinado con placer), rejos con estoperoles de aluminio o, peor aún, de acero sólido y muchas otras “armas” más.

No nos extenderemos más sobre este particular, por cuanto reservaremos una publicación especial sobre los elementos de disciplina que podemos conocer en los videos caseros.

Publicado elActualidadSalud

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *