Ir al contenido

Camaleones, una mascota tranquila

Si bien estos pequeños reptiles están creciendo en popularidad como mascotas exóticas por su capacidad única de cambio de colores, también es importante que los conozcas muy bien sí estas buscando uno de estos camaleones de mascota, dado que sus requisitos de atención son bastante específicos.

¿Cómo son los camaleones?

Los camaleones son muy tranquilos, sin embargo algunas situaciones, la manipulación forzada o manejarlos de forma no deseada, puede ponerlos nerviosos. Entonces, si planeas tener camaleones como mascotas, debes aprender a cuidarlos bien.
Los camaleones Pantera, Velado, y Jackson, son las especies más extendidas que han sido domesticadas.
Al seleccionar un camaleón como tu mascota, lo mejor es que encuentres uno criado en cautiverio. Las muestras capturadas silvestres suelen estar extremadamente estresadas, llevan una pesada carga de parásitos y tienen dificultades para aclimatarse a las condiciones de cautiverio.
Una vez que hayas encontrado un camaleón criado en cautiverio, obsérvalos. Deben ser brillantes y activos, capaces de cambiar los colores y tener un cuerpo bien desarrollado. Al ser animales territoriales y solitarios, los camaleones deben mantenerse solos; los machos son especialmente agresivos el uno hacia el otro.
Lo que no puedes esperar cuando tienes camaleones como mascotas, es sostenerlos acurrucados en tus brazos como puedes hacer con un perro o gato. Simplemente ellos no están destinados para ser abrazados.

Características

Los camaleones tienen algunas características físicas increíbles que te pueden cautivar. La mayoría tiene ojos que se mueven de forma independiente en un arco de visión de 360º y tienen una lengua proyectil muy larga.
Algunas especies pueden extender su lengua hasta el doble de la longitud del cuerpo.
Los camaleones son arbóreos y viven sus vidas en los árboles. Tienen una cola prensil, que les ayuda a trepar y equilibrarse en las ramas. Sus pies se fusionan para ser como pinzas, que les ayuda a agarrarse con firmeza en los árboles.
Tienen la capacidad de cambiar los colores desde el mismo día en que nacen y el espectro de colores que pueden llegar a alcanzar varía entre el verde, negro, turquesa y azul. Algunos colores revelan sus niveles emocionales, como el estrés, la sensación de cambio de temperatura, la emoción y para comunicarse con otros camaleones.
Los colores más brillantes exhiben buen humor, mientras que los colores más oscuros como el negro, gris y marrón representan el estrés.
Los hábitos naturales del camaleón lo hacen difícil de cuidar, ya que el camaleón vive exclusivamente en árboles. En tal sentido, necesitas colocarle como recinto una jaula bastante grande con follaje amplio para escalar y con mucha privacidad.
El camaleón requiere una ventilación amplia y una jaula protegida en tres lados. Lo mejor es protegerlo colocando malla de poliéster o alambre recubierto de vinilo para evitar lesiones en los dedos.
Debes proporcionarle ramas de varios diámetros para escalar y la mayor parte del espacio de la jaula debe llenarse con estas ramas y follaje vivo. Evita colocarles partículas pequeñas como grava, arena, corteza o musgo, porque podrían comérsela accidentalmente mientras atrapan a su presa.
Tu camaleón necesitará cierta exposición a la luz solar natural, para mantenerlo feliz y saludable.

Comida y agua

Camaleon de color verde comiendo un insecto en la naturaleza (comida para camaleones)
La alimentación del camaleón tiene mejores resultados con una variedad de insectos, por lo que debes tratar de alimentar a tu mascota con tantos tipos de insectos como sea posible, tales como grillos, gusanos de la harina, polillas de cera y cucarachas.
También puedes ofrecerle en pequeñas cantidades de algunas verduras nutritivas (evita las espinacas, la lechuga o repollo) y frutas, ya que los camaleones ocasionalmente las comen.
Los camaleones obtienen su agua de las gotas en las hojas, por lo que beberán agua de un plato, así que debes proporcionarle agua a través de un sistema de goteo que se compra o fabrica a partir de un envase guindado con agujeritos.

Enfermedades de los camaleones

Muchos camaleones sufren de deficiencias de calcio y vitamina A, generalmente por una dieta deficiente. También son propensos a la estomatitis, una infección alrededor de la boca que muestra enrojecimiento y exceso de saliva.
Otra es la enfermedad ósea metabólica, condición que puede ser fatal si no se trata adecuadamente, haciendo que los huesos del camaleón se vuelvan esponjosos y es que e cualquier condición donde tu mascota parezca enferma o estresada, lo mejor es consultar a un veterinario que se especialice en reptiles.

Descubre más sobre los camaleones

Si quieres saber más cosas sobre los tranquilos camaleones. Descubre sus cuidados y sus características más en profundidad visitando la siguiente web: https://mascotasymas.net/camaleones

Publicado elOcio

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *